lunes, 8 de febrero de 2016

El Renacido, de Alejandro González Iñárritu. Deslumbrante

       

¡Muy buenas, gente!

Resulta que el sábado, fui al cine a ver "The Revenant", una película dirigida por Alejandro González Iñárritu y protagonizada por Leonardo DiCaprio, ambientada en el siglo XIX y basada en hechos reales. 
Y francamente, quedé impactado. 


El argumento gira en torno al personaje interpretado por DiCaprio, un trampero que, en una de sus expediciones con su grupo, es atacado por un oso, resultando gravemente herido y casi muerto.

Entonces, Tom Hardy quiere matarle para que el grupo avance más deprisa, pero el hijo de DiCaprio, tratando de salvarle, es asesinado, y el moribundo abandonado y dado por muerto.

                          

Pero, gracias a su fuerza de voluntad, logra levantarse y seguir adelante, jurando encontrar a Hardy y matarlo.

Una historia, sin lugar a dudas, muy interesante y con mucho potencial para ser llevada a la gran pantalla. Pero, ¿qué tal ha estado el film? ¿realmente es merecedor de tantas nominaciones a los Óscar y de la fama que está teniendo?
En mi opinión, sí. Totalmente.

                       

Para empezar, Leonardo DiCaprio realiza una interpretación absolutamente magistral, y me atrevería a decir que es una de las mejores de su carrera.

Aunque no hable demasiado (de hecho, no hay mucho diálogo en la película), sus gestos, sus miradas, sus expresiones faciales, sus gritos y su respiración profunda y marcada transmiten mucho.

                          

Tom Hardy, el villano principal de la cinta, no se queda muy atrás. Tiene algún que otro monólogo increíble.
Y el resto del “cast” genial también, pero quería destacar a DiCaprio y a Hardy.

Una película más que sólida en este apartado.

La fotografía es otra cosa de lo más destacable. Con unos planos y unas imágenes bellísimas, alucinantes y muy bien logradas que dejarán boquiabierto a más de uno.

La acción es brutal. La escena en la que el oso ataca a DiCaprio se me quedará grabada para toda la vida. Jamás he visto tal cosa en una pantalla.

                        

El ritmo es perfecto: la película es acelerada cuando tiene que serlo y más lenta y pausada cuando la situación lo requiere. Además, se toma su tiempo para profundizar en los personajes y en la historia.
Y todo casi sin diálogos, como ya mencioné anteriormente. No puedo más que quitarme el sombrero.
En todo momento me tuvo con el corazón en un puño, en tensión, preguntándome qué demonios pasaría después. Me metí de lleno en el film, conecté completamente con los personajes y la historia.
Esto en una película para mí es muy importante, porque por muy buena que sea en cuanto al apartado técnico, si no hay conexión con el espectador, es difícil que me acabe gustando.

                         

Como dato curioso, la película fue rodada en condiciones extremas y con luz natural. Una decisión muy arriesgada pero que la convierte en una cinta especial, muy cruda y realista.
No me puedo ni imaginar lo difícil que fue grabarla en esta situación.
Esto sí que es amor al séptimo arte y esfuerzo, y lo demás, tonterías. Aplausos.

Mi conclusión es que “The Revenant” se trata de una película espectacular, dura, muy recomendable y una de las mejores del 2015, si no la mejor (en mi opinión, por supuesto).
Una gran experiencia para ver en la gran pantalla y un disfrute total.
Espero de todo corazón que triunfe en los Óscar el mes que viene.

¡Un saludo a todos!

                                         

2 comentarios:

  1. excelente critica amigo, aunque como te puse en fans del cine muy fuerte para mi gusto

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, amigo :)
    Sin duda, una película muy dura que puede perfectamente resultar fuerte a mucha gente. Es súper realista.

    Un saludo.

    ResponderEliminar